Archivo del sitio

Demasiado ruido

¿Cuánto tiempo de soledad y silencio necesita una persona para sacarse de encima todo el ruido que tiene metido en la cabeza y llegar a escucharse a sí misma?

Anuncios

Cambia, todo cambia.

 

Después de la violenta intromisión del mundo exterior que significó la masacre de Once, retomo el enfoque egocéntrico original de este blog.

El bocetito este de arriba tiene un par de años. Lo hice cuando tuve que tomar la difícil decisión de pedirle a la amiga con quien compartía mi casa que se mudara. Desde hacía tiempo me sentía muy sola, y necesitaba realmente ESTAR sola para poner un poco de orden en mi cabeza. Fue un duelo terrible pero voluntario, y necesario.

Puede parecer quizás un poco chocante y hasta patético esto de exponer mis miserias públicamente en forma de dibujos, pero si ahora PUEDO hacerlo es porque justamente, eso ya no representa cómo me siento. Es una etapa superada. Ahora sólo falta pasar en limpio lo aprendido y deshacerse del resto. Me queda la certeza de que la mejor manera de combatir la soledad no es huir de ella sino aprender a ser aliado de uno mismo. Me quedo también con el descubrimiento de varias virtudes que no creía tener, y de varias debilidades que, una vez admitidas, ya no dan tanto miedo.

De los rastros que quedan de los dolores pasados, voy haciendo una selección. La mayoría puede ir directamente a la basura porque ya no significan nada. Otros, como este, no sólo los voy a conservar, sino que los voy a poner a plena vista de todo el mundo. Porque son pruebas de batallas ganadas, cicatrices de las que estoy orgullosa, y cuentan la verdadera historia de quién soy.

Es hora de abrir las ventanas y ventilar. Dejemos que entre el sol.