Breve duelo, reflexión y vuelta al frente

Ya no me desarmo. Ni en el sentido de necesitar que alguien junte mis pedazos desperdigados, ni en el de entregar las armas.

Tuve la suerte de tener durante muchos años dos amigos incondicionales que eran casi parte de mí. De no haber sido por ellos no habría llegado hasta hoy. A uno de ellos lo perdí hace tiempo. Al otro lo estoy perdiendo ahora.

Quiero reivindicar de ambos el esfuerzo constante por enseñarme a pensar con mi propia cabeza y no repetir jamás nada que no me cerrara sólo porque lo dijeran “los que saben”. A uno de ellos ese camino lo llevó a un escepticismo estéril. A mí ahora me lleva a tomar distancia del otro.

Aprendí bien. Muchas gracias.

Anuncios

Publicado el junio 9, 2012 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

¿Algún comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: